¿Qué son?


Una prótesis ocular es el reemplazo estético del ojo que se utiliza en el caso de personas que han sufrido un traumatismo o enfermedad que ha causado la perdida de uno o ambos ojos. Son de uso externo y se realizan de acuerdo a las características particulares de cada paciente para garantizar una adecuada adaptación y movilidad.